EDITORIAL

EDITORIAL

 
«PASAR DE LAS PALABRAS A LOS HECHOS», AFIRMA LA TITULAR DE ECOLOGÍA EN TULA

 

Las autoridades municipales de Tula conmemoraron el Día Mundial del Medio ambiente plantando algunos arbolitos en la Unidad Deportiva y con discursos que llaman a «Pasar de las palabras a los hechos», como lo dijo la titular de Ecología de la presidencia, Bianca Vázquez Hernández.

      Y es precisamente esta frase la que llama grandemente la atención, sobre todo en una funcionaria que se ha destacado «por no hacer nada» a favor del medio ambiente, lo cual vemos cada día porque nuestra ciudad y municipio se están muriendo en materia ecológica sin que ella mueva un dedo.

     ¿Acaso ha hecho algo por las decenas de palmeras que se han muerto cada día y que vemos completamente secas en esta ciudad? ¿Acaso hizo algo cuando las organizaciones civiles tuvieron que enfrentar la enorme tala de árboles en el río Tula? ¿Acaso ha hecho algo por los enormes pirules que se ven llenos de la plaga heno motita en la salida de la ciudad, a la altura de la colonia El Cielito, y en muchos otros lugares del municipio? ¿Acaso ha hecho algo por colocar depósitos de basura en Tula?

      Así, podemos preguntarnos sobre muchos, muchos, problemas que enfrenta este municipio en materia de ecología y en los que la titular de Ecología ha estado completamente ausente. Por ello, también vale la pena preguntar ¿qué es lo que hace esta funcionaria?

      Y es que plantar unos cuantos arbolitos para conmemorar el Día Mundial del Medio Ambiente y dar un discurso rimbombante, donde se destaca que «Hay que pasar de las palabras a los hechos», no dicen nada sobre su actuar y sobre la que debería ser la principal luchadora para que la ecología no se acabe en Tula, donde desafortunadamente, los ciudadanos han tenido que parar talas de árboles en céntricas calles de la ciudad y en la zona del río Rosas.

      Quienes somos oriundos de esta ciudad, vemos con tristeza que cada vez hay menos árboles y que aquellos enormes fresnos que caracterizaban a Tula, han desaparecido poco a poco para ser reemplazados por pequeños arbolillos que aportan mucho menos ayuda contra la contaminación.

       También aquí ha sido tierra de hermosas jacarandas que se han acabado también y que nadie vuelve a sembrar para reponerlas.

       Ahora lo más terrible es la devastación de las enormes palmeras que se secaron por docenas y donde nos preguntamos ¿dónde ha estado el área de Ecología de la presidencia para apoyar en este grave problema? Esto porque nunca, nunca, ha salido la titular a realizar acciones o siquiera informar cuál es el problema en este terrible caso.

      Qué bueno, finalmente, que Bianca Vázquez Hernández diga que «Hay que pasar de las palabras a los hechos» y que aunque sea demasiado tarde, al menos esperamos que finalmente ella cumpla con esta frase suya.

Noticias Relacionadas