“Transferencia de integrantes de la PF a la Guardia Nacional será voluntaria”: Alfonso Durazo

“Transferencia de integrantes de la PF a la Guardia Nacional será voluntaria”: Alfonso Durazo

La transferencia de integrantes de la Policía Federal a la Guardia Nacional será voluntaria, respetando salarios, prestaciones, antigüedad, grado y capacitación, prometió Alfonso Durazo.

El Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana del Gobierno de México tuvo que salir a conferencia de prensa para apaciguar los ánimos ante la ‘rebelión’ de policías federales que tomaron las calles en distintos puntos de la Ciudad de México y del país, en protesta por el cambio a la Guardia Nacional y afectación de sus prestaciones.

“No debe haber ningún motivo de preocupación para ninguno de los elementos de la Policía Federal.

“En ningún momento serán violentados, absolutamente, ninguno de sus derechos que tengan que ver con sueldos, prestaciones, antigüedad, grado y todas aquellas características administrativas que definen su situación en la policía federal”, expuso en las instalaciones de la Secretaría mientras seguían los bloqueos.

Cuando apenas Durazo terminaba su mensaje, integrantes de la División de Inteligencia de la Policía Federal cerraron por completo los carriles de Avenida Constituyentes por más de 15 minutos.

Ya habían escuchado el llamado de Durazo a reconsiderar las protestas como forma de empujar la solución a su petitorio. Fue un franco rechazo al discurso del Secretario, que los policías en la calle escucharon en sus teléfonos móviles.

A los automovilistas los invadió la desesperación e impotencia por no poder avanzar en Constituyentes.

Incluso un conductor se bajó a enfrentar a los manifestantes. Les dijo que tenía cuatro horas en el congestionamiento vial, que siendo parte del gobierno no podían afectar a la ciudadanía de esa forma, que no era posible su oposición a la Guardia Nacional y que, en todo caso, había otras formas de protestar.

En la conferencia, Durazo pidió a los policías levantar los bloqueos.

“No podemos hablar de ultimátum cuando estamos iniciando un diálogo, pero reiteramos el llamado a los inconformes a no lastimar a la ciudadanía con sus actos de protesta”, expuso.

Consideró que existe desinformación en algunos aspecto. Por ejemplo, explicó que a diferencia de los servidores públicos del gobierno federal, los policías contarán con un seguro de gastos médicos privados, además de los servicios del ISSSTE.

“Las diferentes coorporaciones involucradas en la Guardia Nacional mejorarán sus prestaciones de manera gradual hasta lograr su homologación, lo mismo sucederá con sus percepciones económicas.

“En el caso de los elementos que no quisieran ingresar a la Guardia Nacional, por no acreditar las evaluaciones de ingreso, se contemplan diferentes alternativas para garantizar sus derechos laborales y cuentan con la opción de ingresar a otras instituciones… respetando su antigüedad, derechos y prestaciones”, acotó.

Por ley, la policía federal tendrá hasta 18 meses para concluir su proceso de integración a la Guardia Nacional.

Durazo expuso que la evaluación física y médica no violan los derechos de los policías para continuar su cargo.

También aclaró que la Guardia Nacional no trabajará por operativos y por tanto los elementos no serán trasladados a distintas regiones del país, sino que tendrán adscripción permanente, según les convenga a sus proyectos de vida.

En caso que deban mover personal por temas especiales, aclaró, se cubrirán los viáticos necesarios, que actualmente los policías reciben como “bono de operatividad”.

“Se conformará una mesa de diálogo abierta, cuya comisión estará en comunicación permanente con el Secretario. La mesa de diálogo será presidida por el subsecretario, Ricardo Mejía”, refirió.

También aclaró que ningún policía federal que haya protestado será sujeto de sanciones, ya que todo será resuelto por la vía del diálogo y en el marco de la ley.

Recordó que actualmente la policial federal tiene alrededor de 36 mil y que solo dos cuerpos han ido a la Guardia Nacional, las cuales son de carácter operativo.

Esas dos divisiones son 11 mil de fuerzas federales y 5 mil de la gendarmería. El resto serán trasladados en máximo 18 meses. De esas 16 mil personas, 9 mil ya han sido evaluados.

“No hay margen para dar un paso atrás. Del pliego petitorio, estamos abiertos a recibirlos, los planteamientos. Hay una comisión de diálogo.

“No vamos a lastimar a ninguno de esos elementos. No vamos a sancionar a los elementos, no es necesario”, concluyó.

También aclaró que no tolerarán la corrupción en ningún nivel de gobierno o de las policías.

Noticias Relacionadas