Sin miedo a encasillarse

Sin miedo a encasillarse

Luis Fernando Peña ha representado a los estratos bajos de la sociedad en cine y televisión desde 2002 con la cinta Amarte duele, donde interpreta a un joven pobre que se enamora de una chica de clase alta. Gracias al éxito de dicha película, la vio como una oportunidad para generar conciencia sobre la situación del país.

Su más reciente proyecto teatral es Cash, una obra que relata cómo un asalto fallido se convierte en un secuestro. El actor compartió que con estos proyectos reflexiona sobre la decadencia en la que está sumergido el país, y lo llevan a recordar el motivo por el cual empezó a actuar.

“Yo empecé mi carrera dando funciones de teatro penitenciario a los 14 años. Uno va creciendo y viendo otros horizontes, sin dejar de lado la parte social. No me da miedo que me encasillen en esos papeles porque estoy muy seguro de lo que quiero contar, yo vengo de un barrio y sé de muy buena mano las historias que hay en las calles”, compartió a El Heraldo de México.

El actor añadió que al haber crecido en una zona con altos índices de violencia, estaba expuesto a tener acercamientos con la delincuencia, pero la educación que recibió por parte de su madre fue clave para no caer en malos pasos.

Debido a lo anterior, el mexicano considera necesario retratar la realidad por medio de su trabajo, pues, asegura, es una manera de comprender los motivos por los cuales las personas se meten en malos pasos.

“Cada quien escoge su destino, mis sobrinos en algún momento iban por un muy mal camino, pero se les jalaron las orejas y entendieron para bien. Actualmente uno de ellos trabaja como patrullero de Los Ángeles Verdes en Cancún, y el otro está estudiando criminología en Tijuana. No me da pena contarlo porque son historias de superación que muestran que se puede mejorar”.

Señaló con tristeza que ha notado un cambio negativo en la forma de presentar la obra, debido a que hace 11 años, cuando arrancaron la primera temporada, había menos asaltos en la Ciudad de México, y tanto el público como el elenco percibían la historia de manera distinta.

No podemos cerrar los ojos ante un nivel de violencia tan alto en el país. Más que reeducar a una sociedad, es levantar la voz para decir que no todo es color de rosa. Cualquiera de nuestra familia puede caer en todo momento en manos de la delincuencia, como víctimas o como parte de ella, y es trabajo de todos en conjunto tomar acción”.

Cash se presenta en El telón de Asfalto los jueves a las 20:30 horas, sábados 18:00 y 20:30; y domingos a las 18:00.

Noticias Relacionadas