Gran molestia porque autoridades municipales permitieron talar dos grandes fresnos en Tula

Gran molestia porque autoridades municipales permitieron talar dos grandes fresnos en Tula  


Nuevamente, las autoridades permitieron la tala de dos grandes  árboles fresnos en el centro de la ciudad. Uno de ellos se localiza a en el interior de la primaria Venustiano Carranza y el otro a un costado del Teatro al Aire Libre en el jardín. En ambos casos, tulenses entrevistados reprocharon que sea la oficina de Ecología la que permita este tipo de actos que están acabando con la poca ecología que le queda a Tula.     En el caso del árbol de la primaria Venustiano Carranza, vecinos cercanos manifestaron su gran molestia porque desde hace varios días comenzaron los trabajos para talar el enorme fresno que se encontraba en la parte trasera de la escuela.      “No entendemos por qué la directora de Ecología de la presidencia, permitió que se llevará acabo la tala de este árbol que tenía seguramente unos 200 años y que no dañaba a nadie, más ahora que no hay clases en la Venustiano”, indicaron.     Al acudir al lugar, LA REGION pudo presenciar que varios hombres estaban cortando ya lo último de este frondoso árbol que no estaba seco ni interferia en los cables de luz, argumento que suelen utilizar las autoridades para talar los árboles en esta ciudad.      Ahí se escuchaban las sierras de los hombres que ya le habían cortado todas las ramas y solo quedaba el enorme tronco que da cuenta de los cientos de años de estos enormes árboles que han ido derrumbando principalmente las autoridades con la anuencia del área de Ecología, cuyo trabajo debería ser preservar esta especie y no acabar con ellos.

      Habitantes cercanos a la Venustiano Carranza recordaron que ahí había más de cuatro de estos enormes árboles y hoy, con la tala de este último, ya no queda nada.    “En esa escuela muchos pasamos nuestra niñez, recordaron, y había columpios agarrados de los árboles, dónde además jugábamos y nos daban una gran sombra y aire limpio, que hoy ya no tenemos”.     Señalaron que ya son solo unos cuantos árboles de fresno los que quedan en Tula, gracias a la ignorancia de las autoridades que los han tirado uno por uno, como lo hicieron en la Calzada Melchor Ocampo y como pretenden hacerlo en la Ribera del río Tula con el pretexto de la inundación.     El otro fresno que fue “tazajeado” es el del jardín municipal, dónde trabajadores de la presidencia le cortaron grandes ramas y lo dejaron ya solo con unas pequeñas ramitas.     Aquí tambien gente entrevistada señaló que este árbol que está a un costado del Teatro al Aire Libre no molestaba a nadie ni interfiere con cables de luz, entonces para que cortarlo si además daba una gran sombra a la gente que se sientan en su rodete, se preguntaron.     Los tulenses dijeron que esta ciudad es una de las más contaminadas del mundo y es donde más se cortan árboles, lo cual es una incongruencia porque aquí deberían preservarlos y protegerlos, no talarlos, como lo están haciendo.

Noticias Relacionadas