La fortuita, icónica imagen

La fortuita, icónica imagen

Meses de organización tardó la disquera Ariola para juntar en sus oficinas de Los Ángeles a Juan Gabriel, José José, Camilo Sesto y Rocío Dúrcal y para que posarán en la icónica foto que ha circulado en redes sociales desde la muerte del Divo de Juárez, así lo narró el periodista Luis Miguel Cobo, quien fue el encargado de tomar la instantánea en blanco y negro y que para su sorpresa ha sido material de memes.

“Fue algo muy fortuito, mi jefe, el señor Raúl Islas me pidió que agarrara mi cámara y se planeó todo. Tomé la foto, entregué el rollo, y ya no supe del paradero de la imagen, hasta años después. Fue complicadísimo juntarlos, porque se tuvo que hacer una agenda especial para los cuatro, pero se logró”, dijo a El Heraldo de México.

Una vez concluido el evento, cada uno tomó su avión y volvieron a sus actividades. Esa fue la única ocasión en que esos cuatro grandes de la música posaron juntos, cumpliendo así el sueño del director de Ariola, Fernando Hernández. De acuerdo con Luis, él fue el responsable de impulsarlos cuando no tenían tantos admiradores.

El periodista lamentó que no existen más fotografías de ese día, pues cuando se disolvió Ariola se perdió el rastro de los archivos. “No me imagino dónde pueda estar el negativo, hasta donde supe se quedó en el departamento de arte de Ariola. Nunca te imaginas que una foto vaya a pegar como pegó, así como hay miles de fotos, con las redes sociales aparecen y seguirán apareciendo cosas. Ya es foto histórica, y me da gusto haber participado en ese momento”.

UNA DÉCADA EN LA MÚSICA

Fueron casi diez años de su vida que Luis laboró para Ariola, tiempo durante el cual convivió con grandes artistas como Juan Gabriel, José José, Rocío Dúrcal, Camilo Sesto, Lucía Méndez y Los Socios del Ritmo. Gracias a ello, tuvo la oportunidad de convivir con ellos en numerosas ocasiones.

Al cuestionarlo acerca de su trato con José José, Luis no tuvo más que halagos para el cantante, pues siempre vio una sonrisa en su rostro cada que se encontraba con él, y reconoce su talento musical al grado que puede ser considerado el Frank Sinatra mexicano.

Su relación fue tan cercana, que incluso fue él quien eligió el nombre de uno de sus discos, el llamado Secreto. Luis indicó que la última vez que habló con el intérprete fue hace dos años, mientras se encontraba en un tratamiento en Miami y sostuvieron una charla telefónica de veinte minutos.

Sin embargo, confesó que el momento más emotivo que vivió con él fue durante un concierto en el Auditorio Nacional en 2009. “Fue la última ocasión que lo vi en vivo, cuando cantó con Yanni, fue emotivo y hasta lloré”.

Noticias Relacionadas