MORENA, MOVIMIENTO DE “DEGENERACIÓN” NACIONAL POR ABUSOS SEXUALES

MORENA, MOVIMIENTO DE “DEGENERACIÓN” NACIONAL POR ABUSOS SEXUALES

Muy lamentables han sido estos últimos días para el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) que ya más bien debería llamarse “Degeneración” porque resulta que varios de sus candidatos han resultado “unas fichitas” en temas sexuales.

       Primero el aspirante de Guerrero, Félix Salgado Macedonio, que armó gran molestia ciudadana por las acusaciones de violación de varias mujeres; luego el candidato a gobernador de Zacatecas, David Monreal, quien le tocó el trasero a la candidata a la presidencia municipal de Juchipila en esa entidad, Rocío Moreno, y finalmente la acusación de violación de varios menores de edad que afirman que el diputado de Puebla, Saúl Huerta Corona, los agredió sexualmente y hasta uno que logró escapar.

     Pues vaya que Morena tiene gente muy destacada, pero para lo malo, y lo peor es que no reconocen por nada del mundo sus errores y mucho menos tratan de enmendarlos, porque lo más justo, por lo menos, sería quitar “pero a la de YA” a esta clase de gente que sólo les resta seriedad y falta de respeto hacia las mujeres y hasta a los niños.

     Sin embargo, el presidente López Obrador, el dirigente nacional de Morena o los diputados, siguen como si nada hubiera ocurrido y defienden a capa y espada a esta gente depravada que sigue como si nada hubiera ocurrido.

     Félix Salgado ha iniciado una férrea lucha contra el INE y está respaldado por su gran “padrino” el presidente de la república, quienes ahora hasta dicen que todo es culpa de los conservadores y que el INE trabaja para la oposición.

     Realmente es increíble el grado de desfachatez y “lavado de cerebro” que quieren hacerle a la gente para que crean sus deformados comentarios, que lo único que hacen es restarle credibilidad a Morena y dejan en claro que en ese movimiento ingresó todo tipo de gente, hasta de los más bajos instintos y que hacen lo que quieren sin temor alguno a la justicia.

     Y lo mismo ocurre con el tocamiento de David Monreal (hermano del flamante senador Ricardo Monreal, también de Morena) y donde, curiosamente, la supuesta afectada niega el hecho, muy seguramente por algún tipo de interés (sentimental o de otra índole) con el acusado.

     Pero lo que también suena aberrante es que un diputado que se supone es gente de leyes y moral, el poblano Saúl Huerta Corona, quien además ya es un hombre de avanzada edad, tenga desviaciones sexuales para atacar a jovencitos hombres menores de edad.

     Ya se habla de que su modus operandi es el mismo en varios casos, ya que lleva a los menores de edad para que supuestamente conozcan la Cámara de Diputados en la Ciudad de México, los hospeda en una habitación de hotel de una sola cama y ahí abusa de ellos (!!!)

      Aunque suene increíble, nadie, ninguno de los dirigentes de Morena ni el coordinador de ese movimiento en la Cámara de Diputados se ha dignado a controlar los bajos instintos de este señor que primero debería perder el fuero como diputado y enfrentar a la justicia y después lo deberían echar de ese partido que tanto alaba Andrés Manuel López Obrador.

       Por eso decimos y reiteramos que Morena ya no es un movimiento de regeneración, sino de “degeneración” porque cada uno de estos hechos lo comprueba. Qué lástima que se vendan con el anuncio de que son la esperanza de México, cuando realmente son todo lo contrario.

Noticias Relacionadas