EL PAÍS DE LOGROS Y AVANCES DE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR EN SU II INFORME DE GOBIERNO

EDITORIAL

 

EL PAÍS DE LOGROS Y AVANCES DE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR EN SU II INFORME

 DE GOBIERNO

Andrés Manuel
López Obrador rindió el pasado martes su Segundo Informe de Gobierno,
destacando cada uno de sus logros y avances, y donde presentó un México que
está bien en todos los sentidos, que es seguro, que ha “domado” a la
pandemia del Coronavirus y donde la economía está muy bien. Pero ¿realmente
están bien los habitantes de este país?

      Cuando asumió la Presidencia de la
República hace dos años, todos pensaron que sería un gobierno diferente, que su
extraordinaria Cuarta Transformación cambiaría positivamente al país y que
realmente apoyaría a los pobres y distribuiría los beneficios para todos.

     El actual gobernante ve un país que avanza
en todos los ámbitos, un país que se está transformando y dice que ha cumplido
unos 95 compromisos de los 100 que se planteó llevar a cabo en su
administración.

     Para él todo está bien, pero la realidad
es muy diferente, lo que viven día a día millones de mexicanos es muy duro. No
les alcanza el dinero, muchos perdieron sus empleos, muchos otros han padecido
la muerte de sus familiares por el Covid-19 o la están padeciendo en algún
hospital y es que ya van 105 mil muertos por esta terrible enfermedad.

     En cambio, no se ha visto ningún apoyo del
gobierno de AMLO a toda esta gente. En ningún momento se han hecho las pruebas
necesarias para que la población conozca si tiene el virus, tal como lo están
haciendo en muchos países del mundo, pero aquí el flamante subsecretario Hugo López
Gatell dice esto no es necesario.

     Incluso, este funcionario desestimó las
afirmaciones del Secretario General de la Organización Mundial de la Salud
(OMS) quien dijo que es preocupante la situación de las muertes y contagios del
coronavirus en México y que, incluso, se deben modificar las acciones para
enfrentar la pandemia.

     Para López Obrador todo esto son ataques
de los conservadores y cualquier error que se le señale a su gobierno viene de
los “conservadores”. Y es que en este gobierno no se acepta modificar
acciones, porque nada está mal, todo es perfecto y no hay nada que modificar o
arreglar.

     En términos generales, lo que se ha visto
es la necedad del actual mandatario, su testarudez a ver que muchas acciones
están mal, como el hecho de que no haya medicinas para los niños con cáncer, la
desaparición del seguro popular o de los 100 fideicomisos que ayudaban a
diversos sectores afectados, por ejemplo, por los desastres naturales.

     En el caso de la desaparición de los
fideicomisos, ahora el gobierno recibirá miles de millones de pesos que se
destinaban a diversas acciones y la pregunta es ¿cómo los utilizará? ¿Quién
verificará que no se usen en secreto para otros fines, o que realmente vayan
para beneficio del pueblo?

     Ya  hemos
visto que los diputados y senadores de Morena, que son la mayoría en el Congreso
de la Unión, aceptan todo lo que López Obrador les ordena, aunque dañe a los
mexicanos. El fin es servir a su jefe y casi, casi, Dios.

     Pero, a pesar de todo esto, el actual
presidente tiene una aceptación de alrededor del 60 por ciento de la población
¡Increíble pero cierto! Y es que es un hombre muy inteligente, que disfraza sus
errores con supuestas acciones contra la impunidad y la corrupción ¡y la gente
se lo cree!

     En realidad también existen funcionarios
corruptos en su gobierno, como Manuel Bartlett, secretario de Energía, quien se
ha enriquecido inexplicablemente y nada se ha hecho para investigarlo, al contrario,
AMLO lo ha protegido a “capa y espada”.

    Y qué decir de la lucha contra el
narcotráfico si dejó ir al hijo de El Chapo cuando ya lo tenían detenido en
Culiacán, Sinaloa, o sus negociaciones extrañas para que Estados Unidos
devolviera a México al controvertido ex Secretario de la Defensa Nacional,
Salvador Cienfuegos, acusado de nexos con el narcotráfico.

     Pero en el Informe, Obrador no habló nada
de esto y en cambio rindió cuentas hasta de los eventos que realizó por la
Independencia de México, la Revolución y otros más que no significan ningún
logro.

     Al final, vemos cómo ésta es la Cuarta
Transformación de López Obrador y del partido de la esperanza de México
(Morena). Ya sólo nos queda ver cómo seguirá el país de los éxitos y logros del
actual mandatario.

 

   

 

 

 

 

  

 

 

 

 

 

Noticias Relacionadas