Inicio la carrera electoral por el gobierno de Hidalgo

Inicio la carrera electoral por el gobierno de Hidalgo

Ya se inició está semana la carrera política por el gobierno del estado y se va perfilando con dos fuertes contendientes: Julio Menchaca Salazar, de Morena, y Carolina Viggiano, de la coalición Va por Hidalgo, que integran el PRI, el PAN y el PRD. Sin duda, serán quienes más “ruido” hagan para lograr el triunfo en las próximas elecciones que se realizarán en junio próximo, en que deja el poder el gobernador Omar Fayad Meneses.

       De Morena podemos decir que va con un candidato fuerte y con experiencia en diversos ámbitos, actual senador de la República y quién tiene cercanía con el Presidente Andrés Manuel López Obrador, además de la dirigencia nacional con Mario Delgado Carrillo.

      En la lucha interna de Morena, Menchaca contendió con unos 40 aspirantes que querían la candidatura, entre ellos el tulense Abraham Mendoza Zenteno, quién no logro ganarla y se quedó en el camino.

      También podemos decir que Morena está en un momento de mucha fuerza entre los electores debido a la gran popularidad de AMLO, que a pesar de ser controvertido en asuntos como el tratamiento de la pandemia, la falta de medicinas y sus mega obras del aeropuerto y el tren maya, sigue teniendo una gran popularidad entre la mayoría de la población.

     Lo anterior quedó evidenciado en las elecciones en Hidalgo del año pasado, dónde este partido ganó la mayoría de las diputaciones locales y las senadurias. Seguramente en este 2022 será un fuerte contrincante en las urnas.

      En el caso de la coalición Va por Hidalgo, Carolina Viggiano también tiene una larga trayectoria política como priísta, funcionaría en el gobierno estatal y actualmente diputada federal. Ha sido también Secretaría General del Comité Ejecutivo Naciónal del tricolor y cuenta con un gran apoyo del dirigente nacional Alejandro Moreno.

      Ya vimos la confrontación que se dió con el líder nacional del PRI y el gobernador Omar Fayad, quien finalmente acepto la candidatura de Viggiano, quién no era

su candidata y no acudió a su registro por la coalición Va por Hidalgo.

     Con todo ello, el PRI tiene un gran reto en Hidalgo para ganar las elecciones, en una entidad dónde ha gobernado desde que se fundó el estado hace más de 60 años y que no ha visto una transición en el poder, además de que  es la primera vez que una mujer encabeza la candidatura con dos de los más importantes partidos en el país,  el PAN y el PRD.

     La moneda está en el aire y sin duda la competencia electoral que se avecina será muy fuerte y controvertida.

Noticias Relacionadas