“Atender el desastre ecológico mediante la reforestación masiva de árboles y que Tula sea el pulmón más grande del estado”

“Atender el desastre ecológico mediante la reforestación masiva de árboles y que Tula sea el pulmón más grande del estado”

* Eduardo Ogando Mouriño, ciudadano tulense, preocupado por este municipio, habla en entrevista sobre temas tan importantes como el reciclamiento de la basura, la educación digital en las escuelas y el tema vital de la planeación municipal

Tula es una zona de desastre ecológico y para enfrentar los daños y volver a un punto de equilibrio, se debe hacer un trabajo conjunto entre los tres órdenes de gobierno, el federal, estatal y municipal, y además crear el Consejo Consultivo Ciudadano y el Consejo Municipal de Desarrollo Ciudadano, para que diseñen y den seguimiento a las acciones de mitigación, afirmó Eduardo Ogando Mouriño, ciudadano tulense preocupado por su municipio.

      En entrevista, señaló que Tula ha sido golpeado terriblemente por la contaminación que generan principalmente la refinería Miguel Hidalgo, la termoeléctrica y el agua negra que corre por el río Tula.

     Ante ello, destacó que debe hacer una reforestación de gran magnitud y Tula debe convertirse en el pulmón más grande del estado, ya que es el primer municipio en industrialización en Hidalgo.

     Sería algo así como un mega-bosque, agregó, recuperar los espacios públicos a través de la siembra de cientos de árboles para contar con sitios de esparcimiento y culturales, porque muchas enfermedades, como el cáncer y muchas más, tienen su origen en la grave contaminación que sufrimos.

    Ogando hizo énfasis en que este megaproyecto no depende de un solo gobierno, sino de un trabajo conjunto entre el gobierno federal, el estatal y el municipal,  incrementar los recursos a ecología municipal y recortar partidas del gobierno local que no son indispensables.

CONVERTIR LA BASURA EN BIOGAS

     También expresó que debe existir un sistema de reciclaje de la basura y que los camiones recolectores ya no vayan sólo a tirarla a los basureros, sino impulsar la tecnología que convierte los desperdicios en biogás y que éste sirva para el uso doméstico e industrial.

     “Se tiene que acudir a organismos internacionales encargados de este tema y solicitarles su apoyo y asesoría, lo cual hacen otros países, y no es necesario realizar viajes al extranjero, porque aquí hay delegaciones de estos organismos”, aseguró.

      Eduardo Ogando, habitante originario de Tula y de profesión abogado, reconoce que la refinería y la termoeléctrica son los que emiten una mayor contaminación aquí, y al ser empresas del gobierno federal, son las dependencias a nivel federal las que deben hacer que cumplan los estatutos sobre ecología y contaminación y aplicar los protocolos legales para este fin.

      Ante esta realidad, expresó que los ciudadanos deben organizarse saliendo de la pandemia y trabajar en la ecología, la polución y el ambiente mediante el Consejo Consultivo Ciudadano y el Consejo Municipal Ciudadano de Desarrollo.

CREAR AULAS CIBERNÉTICAS

      Por otra parte se refirió al tema de la educación en el municipio de Tula y señaló que la pandemia del COVID-19 nos ha mostrado que muchas comunidades no tienen acceso a la tecnología y por ello muchos niños se están quedando sin educación a través del internet.

     “También aquí debe haber un esfuerzo de los tres niveles de gobierno para crear aulas cibernéticas que tengan acceso gratuito y es vital que las nuevas administraciones digitalicen las escuelas y que los alumnos no pierdan el acceso al nuevo ciclo escolar”.

     Otro punto importante, agregó, será que los municipios destinen apoyos a las escuelas para que tengan completa su plantilla de maestros, además de contar con psicólogos y trabajadores sociales.

ANTE TODO PLANEACIÓN

      Un tema vital que planteó es la planeación de las acciones del gobierno, lo cual debe estar contenido en el plan de desarrollo municipal y que debe ser creado por la ciudadanía, no por el presidente municipal. “Debe ser sustentable y sostenible”, afirmó.

     “Por ello, el Consejo Consultivo Ciudadano debe orientar al gobierno municipal, y el Consejo Ciudadano de Desarrollo Municipal, será el encargado de integrar este plante de desarrollo que debe tener una vigencia de 30 años”, finalizó.

Noticias Relacionadas